Consejos para comprar una moto de segunda mano

A la hora de elegir una moto, siempre surgen dudas y, si además estamos buscando una de segunda mano, queremos asegurarnos de que estamos haciendo una buena compra. Aquí, consejos que hay que tener en cuenta:

1. ¿Cuánto quiero gastar?

Primero debes tener claro qué tipo de moto necesitas y cuánto quieres gastar. ¿Te vas a mover por la ciudad? ¿Quieres salir con tu chica los fines de semana? Quizá pienses que te alcanza con una scooter para ir al trabajo, pero es recomendable que repases tu ruta: ¿vas por circunvalaciones? Quizá necesites una de mayor cilindrada. ¿Cuánto dinero me va a costar una moto más potente? No olvides los gastos extras que tendrás: casco, seguro de moto, revisión, entre otros.

2. ¿Dónde la compro?

Existen establecimientos donde se venden motos de segunda mano y además te ofrecen una garantía, aunque puede que te salga algo más cara. La otra opción es comprarla a un particular (a través de un anuncio en prensa o internet). Si el vendedor vive cerca, te será más fácil ir a probarla.

moto segunda mano

3. Solicita información al vendedor.

¿Cuántos kilómetros tiene? ¿Ha sufrido averías o golpes? ¿Conserva la factura de la compra? ¿Tiene un libro de mantenimiento? ¿Ha efectuado la ITV? Hazle todas las preguntas que estimes convenientes y una muy importante: ¿por qué la vende? Si te acompaña un amigo entendido en el tema, mejor.

4. Echa un vistazo a la moto.

Una miradita a los neumáticos y a la cadena de transmisión te puede dar una idea del estado de la moto. Truco: fíjate en los extremos de los puños. Si están dañados, pueden revelar caídas. Arráncala en frío, date una vuelta con ella, frena, gira, escucha cómo suena; en definitiva, siéntela. Desconfía de kilometrajes escasos, si el estado general de la moto te dice otra cosa.

5. Seriedad con los papeles.

Redacta el contrato con cuidado, describiendo la moto en detalle y asegúrate de que figure el documento de identidad de ambas partes, así como el permiso de circulación a nombre del vendedor. También conviene hacer constar:

  • La tarjeta de inspección técnica de vehículos.
  • El seguro de la moto.
  • Que la moto está al corriente del impuesto municipal de vehículos de tracción mecánica.

6. Asegúrate de hacerlo bien.

No hay prisa. Siempre hay “otra persona interesada”. Pide al vendedor una declaración escrita de que la moto no tiene vicios ocultos (cuentas con seis meses para comprobarlo). Asegúrate de que no está embargada, pidiendo un informe de titularidad en la Dirección General de Tráfico (DGT).

7. Piensa en el futuro.

Guarda toda esta documentación y cuida tu moto, teniéndola siempre al día y en regla. Puede que la próxima vez te soliciten todos esos papeles a ti, si quieres venderla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *