¿Cuáles son los mejores neumáticos y las medidas más habituales?

Neumáticos

Los neumáticos son una parte muy importante de los vehículos debido a que su función principal es permitir un contacto adecuado por adherencia y fricción con el pavimento, posibilitando el arranque, el frenado y la guía. Al desempeñar esta función y por su permanente contacto con el asfalto, su desgaste es muy elevado. Por tal motivo, mantenerlos en óptimas condiciones es un aspecto fundamental en cuanto al mantenimiento del coche se refiere.

Una gran parte de la población que no es aficionada de los coches, generalmente desconoce la medida de los neumáticos que utiliza el suyo y le corresponde descifrarlo cuando llega el momento de cambiarlos.

Medidas más comunes de los neumáticos

Existe una gran variedad de medidas de los neumáticos, casi comparables con la variedad de coches que hay en el mercado. Sin embargo las medidas más comunes son: R10, R12, R13, R14, R15, R16, R17, R18, R19, R20.

A pesar de ser estas las más comunes, dentro de cada rango existen variantes. Por ejemplo: dentro de R12 se puede encontrar 145/70/R12 y 165/70/R12.

¿Cómo entender las medidas de los neumáticos?

Cuando se observa con detenimiento los flancos de un neumático, observaremos gravados en él unas medidas que reflejan con exactitud sus dimensiones y características.

Utilizando la imagen para una explicación más ilustrativa encontraremos lo siguiente:

A.- La anchura del neumático medida en milímetros.

B.- Perfil del neumático: ese número representa un porcentaje y está determinado por la relación entre la sección trasversal del neumático y su anchura.

C.- Diámetro del neumático: representa la altura del mismo expresada en pulgadas.

D.- Índice de carga: hace referencia a su capacidad máxima de carga expresada en kilogramos. Por ejemplo: si el índice de carga es de 91, quiere decir que soporta transportar un peso no mayor a 615 kg. El índice de carga está indicado en la documentación de cada vehículo.

E.- Código de velocidad: es la velocidad máxima que puede alcanzar el coche con un neumático cuando está inflado de la manera adecuada y se encuentra sometido a carga. Se expresa mediante una letra que se indica al final del flanco. Un neumático que tiene un código de velocidad V, por ejemplo, nos permitiría llegar máximo hasta 240km/h. Se debe estar muy atento, ya que el código de velocidad debe coincidir con la velocidad máxima que puede alcanzar el coche.

Consejos para cuidar los neumáticos

Eventualmente todos los neumáticos terminarán desgastándose, sin embargo hay unas sencillas recomendaciones para alargar un poco más su vida útil. En primer lugar, se sugiere comprobar de manera periódica la presión en ellos ya que si les llegara a faltar presión, esto es de fácil solución.

En segundo lugar, para permitir un desgaste de manera uniforme, los neumáticos se deberían rotar de lugar cada seis meses o en su defecto, cada 10.000 o 12.000 kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *