¿Cubren los seguros de coche el robo de objetos dentro del vehículo?

En un principio, los seguros de coches se estructuraban bajo la idea de una póliza única que reunía una serie de garantías, sin embargo, este concepto ha cambiado con el paso del tiempo. Génesis, Axa, Direct Seguros, y cualquier otra compañía que ofrezca este tipo de producto en la actualidad, lo hace casi siempre utilizando el concepto de “multirriesgo”.

La evolución de las pólizas para automóviles ha hecho que cualquiera que contrate una, tenga la oportunidad de incluir diferentes garantías en ella, siempre de manera complementaria al seguro de responsabilidad civil, que es obligatorio por ley. Es en este punto cuando a muchos les asalta una duda, bastante razonable por lo demás: si alguien roba un objeto que está dentro del coche, ¿lo cubre o no el seguro?

seguro coche cubre robo objetos dentro del vehiculo

Objetos robados desde el coche: ¿están protegidos?

La respuesta a esta interrogante marcha por dos carriles: lo primero que hay que mencionar es que cada aseguradora establece sus propias coberturas y puede incluir en ellas elementos de otra. Por ejemplo, algunas insertan la cobertura contra robo en una póliza básica, cuando lo usual es que se la considere en los seguros a todo riesgo. Lo segundo en torno a este asunto tiene que ver con las circunstancias en que se sustrajo el objeto.

Por lo general, cada seguro de coche que incluya protección contra robo o hurto especifica los supuestos en que la cobertura se hace válida. Además, si se contempla la variable “sustracción de accesorios” o “sustracción de aparatos reproductores”, se debe especificar y numerar los objetos que se consideran como susceptibles de indemnización.

Por otro lado, las compañías aseguradoras también han determinado una serie de situaciones que no son consideradas dentro de las coberturas de sus pólizas. Robo debido a la negligencia del titular o de la persona acompañante y dejar el coche abierto en la carretera o en otro lugar público, son algunas de ellas.

La conclusión que se extrae de lo expuesto es simple: dependerá de cada aseguradora y de la manera en que estructure el contrato con su cliente, los objetos y las situaciones que darán pie a recibir una indemnización en caso de robo o hurto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *