¿Cómo comprar en IKEA?

Aunque para algunas personas comprar en IKEA es algo tan habitual como hacer la compra o echar gasolina, lo cierto es que hay algunos consumidores que no lo han realizado nunca. De hecho, es justo decir que es un proceso de compra distinto al de otros establecimientos y a todos nos sorprendió cuando lo hicimos por primera vez.

Por eso, no está de más repasar cómo se compra en IIKEA; servirá de refresco para los que no van a menudo y arrojará luz a aquellos que lo hacen por primera vez, no te preocupes, es muy sencillo.

Cómo comprar en IKEA

1. Lo primero que debes hacer es inspirarte
Para comprar en IKEA conviene tener algunas ideas de antemano. Basta con saber un poco qué es lo que necesitas o el tipo de muebles o electrodomésticos que te gustaría tener en tu casa. Para ello, lo mejor es que ojees el catálogo de muebles que ofrece IKEA o que eches un vistazo a sus productos en la web.

2. Apunta dónde está el producto que te ha gustado
Una vez que encuentres en IKEA el producto que te interesa, verás que lleva una etiqueta identificativa, todos la llevan, tanto si se trata de unos colchones como de unas estanterías. En esa etiqueta está la información sobre el pasillo, la sección y el número de producto.

Toma nota de estos datos porque te serán fundamentales para recoger tu producto en el almacén. Puedes llevar una libretita para apuntar esta información pero, si se te olvida, no te preocupes, en IKEA tienen lápices, papeles y hasta metros para que no te falte de nada. Incluso tienen unas divertidas bolsas amarillas donde podrás meter pequeños objetos que no necesitan ser recogidos en la zona de carga.

3. Recógelo en el almacén
Cuando acabes tu recorrido por IKEA llegarás a la planta baja, donde está el almacén. Allí hallarás una serie de pasillos donde recoger tu artículo. Los productos suelen venir en cajas planas para que te sea más fácil transportarlos. Te los llevas a casa en ese mismo momento y puedes montarlos cuando quieras, disfrutando de tus muebles desde el primer momento. Así de fácil.

Como ves, comprar en IKEA es muy cómodo y te dan todo tipo de facilidades. Si no puedes transportar los artículos tú mismo, te ofrecen un sistema de transporte que incluye, si lo deseas, un servicio adicional de montaje de muebles.

Lo mejor es que puedes disfrutar de los muebles en el mismo instante en que llegues a casa y los montes. ¡Así te ahorras mucho dinero!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *