El misterio tras el arte de servir una cerveza desde el grifo

Muchos ya lo vemos como algo sencillo y natural tirar una caña con el grifo, pero muy pocos se habrán parado a pensar qué hay detrás de este ingenioso invento que nos refresca y nos llena de sabor.

Aunque el mecanismo puede parecer, y de hecho es, muy sencillo, en realidad es una obra de arte de la ingeniería hostelera. Y todo tiene lugar desde el momento en el que el camarero tira de la palanca. En ese preciso momento se introduce un gas en el barril para que la cerveza salga disparada hacía un serpentín, pero nada que temer, el sistema dispone de unas válvulas para regular la presión.Mahou-cervezagrifo-2015

Ya en el serpentín, la cerveza comienza a enfriarse hasta que llega al grifo. Pero, ¿cómo es posible que se enfría tan rápido? Pues la respuesta es tan simple como disfrutar del sabor de la cerveza que estamos a punto de beber, un compresor de aire.

Cuando el aire comprimido sale, comienza a expandirse y a disminuir la temperatura en una cuba de agua dentro de la que se encuentra el serpentín, y cuando la cerveza pasa por él, consigue esa temperatura ideal para refrescarnos y sofocar nuestra sed.

Más o menos espuma, todo depende del gas

Seguro que al que le gusta una caña bien tirada, con su justa cantidad de espuma, se habrá preguntado alguna vez cómo se consigue que nos la sirvan así. Pues todo depende del gas. En la mayoría de los casos, el gas utilizado no es otro que el CO2 (dióxido de carbono). Pero hay casos en los que también se usa N2 (Nitrógeno). La justa proporción puede conseguir la distintiva corona de espuma que adorna nuestra cerveza.

El grifo no es cosa de ahora

Aunque la invención del grifo de cerveza tradicional se desconoce, si que podemos afirmar que el predecesor del grifo que nos entrega estas refrescantes bebidas proviene en gran medida de Mahou. Su idea, un grifo de madera con una pieza de hielo en el serpentín, dio lugar a un gran avance, y es que sus más de 125 años de historia han ofrecido al ámbito cervecero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *