¿Sabes qué es un Cornelius?

Si eres aficionado a la cerveza o trabajas para una cervecera es muy probable que sepas qué es un Cornelius. Estos artilugios son recipientes de acero inoxidable que han sido claves en el proceso de producción industrial y artesanal de la cerveza en diferentes fases de la misma.

cornelius1

En realidad ‘Cornelius’ se refiere a la marca que fabrica estos tanques, al igual que lo hace ‘Firestone’. Los barriles Cornelius funcionan a presión: llevan incorporada una tapa con forma elíptica que cierra con 1 manija y 2 válvulas; una destinada a la entrada de gas y otra para la salida del líquido.

Al principio, estos barriles de acero se utilizaban para transportar el almíbar que se le echaba a las gaseosas. Después comenzaron a usarse para la fermentación de cerveza, así como en los procesos de clarificación, gasificación y envasado. Ahí es nada.

El acero inoxidable proporciona una seguridad en la higiene, ya que no se produce ninguna sustancia nociva para la salud y además son muy fáciles de limpiar. Al ser un material opaco, no permite que la luz ultravioleta penetre y deteriore la cerveza. Además, los Cornelius no se rompen fácilmente debido a la resistencia del material.

Han existido 3 tamaños distintos de este tipo de barriles: los más grandes son de 40 litros (aún se usan, pero son difíciles de ver), los de 20 litros (son de uso más común) y los de 10 litros (no existen en la actualidad).

Las mejores cañas de Madrid gracias a Cornelius

Cuando la cervecera Mahou –fundada en 1890- abre su segunda fábrica en el Paseo Imperial de Madrid a principios de los años 60, la marca incorpora importantes innovaciones en los ingredientes y los sistemas de producción de la cerveza. Lo hace de una forma totalmente pionera, ya que en España aún no se conocían recipientes y sistemas para expender la cerveza como los de Cornelius.

cornelius2

Por tanto Cornelius, además de fabricar los recipientes de acero inoxidable, también hizo equipos en ese mismo material para servir la caña de barril bien fresca. Eran grifos muy novedosos con un tubo que llevaba integrada una refrigeración independiente a base de hielo envasado en una caja. Las ventas de Mahou se incrementaron notablemente desde que en 1967 instalara este tipo de grifo Cornelius, importando de los Estados Unidos.

A partir de entonces, y gracias a la tecnología de Cornelius, comenzó a hacerse muy célebre la expresión de que las cañas mejor tiradas eran las de Madrid. Mahou, la cerveza tradicionalmente madrileña, esconde curiosidades como ésta que hicieron a la compañía testigo y partícipe de la modernización en España.

Mas curiosidades sobre cerveza en: http://www.factoriamahou.com/historia-mahou/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *