¿Sabes qué es un muladar?

La mayoría de personas ajenas al entorno rural desconocen el significado de ‘muladar’. Se trata de lugares especialmente importantes para el medio ambiente, con un gran valor ecológico. En ellos se reciclan los nutrientes para las aves carroñeras del lugar.

Los muladares son, por tanto, espacios acondicionados especialmente para el depósito de restos de la caza, con despojos y cadáveres. El objetivo es que las aves necrófagas consigan en estos lugares su alimento.

Hay terrenos que están en zonas protegidas y se dedican a la ganadería extensiva de caprino y ovino; éstos pueden aprovechar los depósitos de cadáveres, previa autorización de las oficinas comarcales agrarias. Estas autorizaciones son necesarias para realizar los depósitos siguiendo las garantías sanitarias requeridas para el caso.

Muladares, lugares que habitan las aves más emblemáticas

Paradójicamente, hace unos años estaba prohibido dejar cualquier tipo de carroña en el campo y durante un tiempo se procedió a la destrucción controlada de reses. Las consecuencias de estas medidas fueron devastadoras para algunas aves rapaces (a excepción de los buitres), ya que muchas comenzaron a sufrir desnutrición. Esto incidió en su capacidad reproductora y, en definitiva, en una reducción de ejemplares vivos.

Existen itinerarios organizados en distintos entornos rurales para descubrir la belleza que rodea a estos singulares sitios de carroña. En casi todas las ocasiones, este tipo de iniciativas las han impulsado organizaciones conservacionistas volcadas en la preservación de las aves que se alimentan de restos de cadáveres: buitres negros o leonados, águilas imperiales ibéricas, milanos reales o quebrantahuesos, entre otros. En determinados planes para instalar muladares, a veces han tenido en cuenta la presencia de mamíferos que se alimentan de carroña, como el lobo o el plantígrado.

Estos lugares suelen estar en zonas de montaña, alejados de núcleos de población y de todo tipo de corrientes de agua, para evitar la contaminación.

En general, los amantes de las aves disfrutarán mucho en una excursión que incluya las cercanías de algún muladar en la zona. Es necesario hacerlo de forma controlada, para evitar problemas sanitarios y no molestar ni ahuyentar a las aves.

En definitiva, estamos ante un sistema de gestión medio ambiental en el que se ofrece a los ganaderos la posibilidad de depositar su ganado muerto, especialmente el vacuno, ovino y caprino, en un lugar garante de la bioseguridad. Para estos casos, es muy importante que los ganaderos cuenten con un seguro agrario que cubra todas las pérdidas de ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *