Consejos para que las PYMES aumenten su ahorro de energía

Con la continua subida de la luz y la crisis, una de las mayores preocupaciones de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) es ser eficientes en el ahorro de energía, lo que también sirve para aumentar su competitividad.

aislamiento térmico

Sin embargo, este no es un problema de fácil solución. Es lo que dicen las conclusiones de la nueva edición del Estudio de Eficiencia Energética para PYMES elaborado por Gas Natural Fenosa, en el que se tomó como base a más de 2.000 entrevistas telefónicas realizadas en toda España.

Según este informe, las empresas más grandes son las más eficientes ya que pueden invertir más recursos en los avances que reducen el consumo y aumentan eficiencia energética. Sin embargo, son las más pequeñas las que se muestran menos eficientes y las que menos ahorran energía. El motivo es obvio: cuentan con menos medios.

Pero de este estudio también se desprenden datos mucho más halagüeños, como el hecho de que ya un 56% de las empresas entrevistadas han optimizado su tarifa eléctrica.

Algunas sugerencias

A pesar de que se requiere cierta inversión, si se quiere estar al tanto de lo que hay que hacer para mejorar la eficiencia energética de una empresa,  hay que tomar en cuenta algunos sencillos consejos:

  • Instalar una caldera de condensación. Según los expertos puede conseguir un rendimiento de un 109% respecto a otros aparatos.
  • Regular tiempo y temperatura del equipo de climatización, acompañado de un aislamiento térmico.
  • Utilizar bombillas de bajo consumo. A pesar de que son algo más caras, duran entre 8 y 12 veces más.
  • Sustituir los interruptores normales por los de presencia.
  • No abrir puertas o ventanas en zonas climatizadas.
  • Utilizar el modo ahorro de energía en tu ordenador a través de la suspensión y la hibernación del equipo.

En muchos casos estas medidas no requieren ni una inversión ni una gran innovación. Se consigue un ahorro importante, evitando de esa manera la emisión de muchas toneladas de CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *