¿Existen los hosting ilimitados?

Hosting ilimitado

Quizás te has encontrado en algún momento alguna oferta de hosting ilimitado. Pero, ¿existen realmente los hosting ilimitados? ¿Son buenos para el que los va a contratar, o hay algún truco por el que no deberíamos confiar en ellos?

Lo cierto es que los web hosting ilimitados tienen más desventajas que ventajas, pero es algo que los proveedores de hosting que los ofrecen no te van a contar. Nosotros sí.

¿Son reales los hosting ilimitados?

 Para aclarar bien de lo que estamos hablando, hay varios tipos de hosting ilimitados:

  • Los que te ofrecen espacio ilimitado, pero tasa de transferencia limitada.
  • Los que te ofrecen tasa de transferencia ilimitada y espacio ilimitado.

Esto en teoría significa que puedes subir todos los archivos que quieras, con el peso que tengan, y recibir todo el tráfico del mundo, que tu servidor en ningún momento se va a colapsar, ni tampoco se te va a acabar el espacio.

¿Suena a fantasía, verdad?

Pues no te equivocas, lo es. No hay ningún hosting completamente ilimitado. Y de hecho, si le prometen un hosting “ilimitado” a muchas personas, es una contradicción. Porque la presencia de unos usuarios en un servidor necesariamente va a limitar el espacio y la tasa de transferencia de los otros.

Imagínate la farsa: es como si el ordenador personal en el que estuvieras trabajando ahora mismo tuviera un disco duro ilimitado y su velocidad fuera infinita. Podrías estar trabajando con muchos programas al mismo tiempo, daría igual todos los requisitos que exigieran. Siempre iría rápido.

Entonces, ¿por qué te lo venden como hosting ilimitado?

Una cosa es que un web hosting sea realmente ilimitado y otra muy distinta que te lo puedan vender como tal.

Cuando veas que tu servicio de alojamiento web no tiene límites, viene a significar que no hay control, no hay orden sobre la cantidad de cosas que puedes subir. En algún momento se va a colapsar, unos usuarios van a chafar los recursos de otros, va a ser perjudicial para todos.

Como los propietarios de los servidores no quieren que eso pase, en realidad si te excedes te van a quitar espacio y tasa de transferencia. Con lo que tu web puede estar caída en algún momento, o va a ir demasiado lenta, cosa que a ti no te interesa porque te va a hacer perder tráfico.

Por tanto, lo que tú debes pedirle a un hosting no es que sea ilimitado, sino que sea claro y conciso en las condiciones que te están ofreciendo. No que primero te digan una cosa y luego hagan otra en función de cómo a ellos les venga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *