¿Qué es el Inbound Marketing?

Las empresas han de adaptarse al nuevo escenario en el que cada vez más, el usuario es el protagonista quien dispone, a pocos clics de distancia, de toda la información necesaria para su consumo sin ningún tipo de limitación geográfica. Por ello, una buena estrategia de marketing requiere elaborar contenido de valor suficiente para el usuario y conseguir así atraerlo a nuestra marca. Este tipo de estrategias son las que se engloban bajo el concepto de Inbound Marketing y tienen como finalidad fidelizar al usuario para lograr finalmente la conversión a cliente de la marca.

Al contrario del Outbound Marketing, no interrumpe ni bombardea al consumidor con mensajes, sino que a través de una comunicación bidireccional, se aprovecha el interés mostrado para direccionarlo a nuestro contenido, el cual deberá tener el valor suficiente como para producir que el usuario se identifique con los valores de la marca generando así un lead cualificado y, posteriormente, un cliente. El Inbound Marketing requiere echar mano de múltiples herramientas y técnicas de marketing online (Blogs, Social Media, SEO, SEM, Push Marketing…), algo que nos explica de forma muy clara Antonio Fernández, Director de Wallmeric, en una de las entrevistas a expertos de marketing online realizadas por T2O media:

En resumen, deberemos tratar de:

  1. Generar contenido de gran valor para el usuario: Es el primer paso y uno de los más importantes. Si el usuario llega a nuestro contenido y no le resulta de interés, abandonará la web en pocos segundos, perdiendo así la oportunidad de conseguir un lead o incluso un cliente. Asimismo, deberemos diseñar estrategias para que nuestro contenido pueda ser más relevante que el de nuestros competidores.
  2. Generar leads: Será el paso que nos permitirá conocer y cualificar al usuario, de forma que podemos personalizar y generar contenido más relevante según sus intereses, lo que producirá un mayor acercamiento a la marca a lo largo del tiempo.
  3. Conversión en clientes: Conociendo el nivel de interés y preferencias de nuestros leads, intentaremos convertirlos en clientes de la marca, cumpliendo así los objetivos de la estrategia.
  4. Medir resultados: Para saber el grado de éxito y rentabilidad de nuestra estrategia, deberemos ser cuidadosos a la hora de medir el resultado de aquellas acciones que emprendemos para poder conseguir la optimización de nuestro Inbound Marketing.

 

Para finalizar, tenemos dos interesantes infografías sobre este concepto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *