Cuando el compromiso se une a la profesionalidad

eninter_vHay quien asegura que la vida se compone de encontrar equilibrio en todo lo que hacemos. Si dedicamos todo nuestro tiempo a nuestro trabajo no nos quedará nada para disfrutar, pero si sólo nos dedicamos al ocio acabaremos con una vida vacía y sin ningún logro. Al igual que ocurre en la faceta más personal, las grandes empresas también han de valorar cientos de aspectos para lograr un equilibrio entre sus objetivos, los de sus clientes, el respeto al medio ambiente y la competitividad. Algo realmente delicado si tenemos en cuenta la difícil situación que atraviesa la economía actualmente y que hace a muchas empresas dejar de lado su código de conducta en pos de la supervivencia.

En el caso de empresas como Astarlifts es necesario además que se cumpla con determinadas normas de calidad que otorguen a sus clientes la tranquilidad y la garantía de un correcto funcionamiento y la adecuación de sus productos y sus procedimientos a la normativa correspondiente en materia de ascensores. Y es que se trata de elementos que han de ofrecer una mayor seguridad a la hora de su diseño, instalación, funcionamiento y especialmente cumplimiento de todas las exigencias que se aplican a este tipo de actividad. Todo ello sin dejar de lado la correcta atención de los clientes, el cuidado del medio ambiente y el diseño y la implantación de soluciones de todo tipo relacionadas con la instalación de ascensores tanto en el campo público como privado. Por otro lado en empresas de este tipo es necesario mantener un departamento encargado del desarrollo y la investigación, un departamento I+D+i para alcanzar un mayor nivel tecnológico. Toda la información acerca de nuevos sistemas, productos y proyectos se encuentra en la web de Astarlifts.

Por otro lado es de agradecer que las grandes empresas colaboren con proyectos humanitarios para así derivar parte de sus beneficios a la ayuda de quienes más lo necesitan. Es el caso de Astarlifts, que pertenece al grupo Eninter, y que participa de forma activa con la Fundación Vicente Ferrer y su proyecto de ayuda humanitaria en la India. Por cada cliente que pone en sus manos el mantenimiento de un ascensor realizan una donación que se suma a la fija que tienen estipulada. Y es que si cada una de las grandes empresas del mundo pusiera su pequeño granito de arena como hace este grupo español, podríamos contar con la tranquilidad de un futuro mejor para todos los niños del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *