¿Qué vidrio elijo para mi ventana?

vidrios ventanasPara aislar térmica y acústicamente nuestra casa no solo es importante que nos fijemos en los perfiles de las ventanas ya que la eficiencia de éstas vendrá marcada también por los vidrios. Se trata de un elemento muy importante para garantizar el correcto aislamiento de la vivienda.

Para elegir un vidrio de calidad que aproveche a su vez las prestaciones del perfil, es importante elegir un grosor adecuado y tener en cuenta las necesidades de cada vivienda. No es lo mismo que tu casa sea muy luminosa a que vivas, por ejemplo, en una zona con alta contaminación acústica.

 

Especialistas como KÖMMERLING aconsejan dejarse asesorar antes de elegir un tipo de vidrio que puedes encontrar con doble acristalamiento en las siguientes opciones:

  • Vidrios laminados o de seguridad. Está pensado para reforzar el aislamiento acústico y el de seguridad debido a su construcción, a base de dos o más vidrios unidos mediante un pegamento conocido como polivinil butiral o PVB. Se trata de un material que tiene enormes cualidades de adherencia, resistencia, elasticidad y transparencia. Otra de las ventajas de este tipo de vidrio es que en caso de rotura, los trocitos se quedan adheridos.
  • Vidrios de baja emisión. Se utilizan sobre todo cuando lo que queremos potenciar es el aislamiento térmico y conseguir ahorro energético. Con este vidrio, se aplica una capa invisible en el lado interior para evitar fugas de calor a través de la ventana.
  • Vidrios con control solar. En esta modalidad se introduce una capa metálica para evitar que la luz incida directamente. Además de ser perfecto para épocas de más calor, ayuda a evitar que los muebles y demás integrantes de la decoración de nuestra casa se dañen a causa de los rayos solares.
  • Vidrios templados. Este tipo de vidrio lo que consigue es aumentar la resistencia. Para su elaboración, se realiza un proceso de calentamiento que le sigue otra de rápido enfriamiento. De esta manera, se consigue una mayor resistencia mecánica y mayor aislamiento térmico. Además, si se rompe, los fragmentos tienen la capa redondeada para evitar cortes.
  • Vidrios autolimpiables. Están recubiertos con un repelente del agua para que cuando llueva, las gotas se deslicen por la lluvia y no ensucien la ventana. Con él, disminuirás las veces que tendrás que limpiar la ventana.

 

Acerca de T2O media México

Usuario editor T2O media México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *