Consideraciones al momento de elegir un portátil

En pocos años la informática ha avanzado a pasos que pocas disciplinas pueden mostrar. Es fácil darse cuenta de este hecho: innumerables modelos de ordenadores, tablets, memorias de capacidad impensada hace una década y otra serie de progresos han hecho que los consumidores tengan la oportunidad de elegir según sus necesidades particulares, más que en cualquier otro momento de la historia.

ventajas-del-portatil

 Sin embargo, la abundancia de oferta no cambia un hecho evidente: al momento de adquirir un ordenador hay que tener siempre en cuenta las necesidades específicas. Es algo bastante lógico ya que, por ejemplo, un diseñador no querrá comprar un portátil que no tenga la capacidad, ni la memoria, ni los softwares necesarios para realizar su labor.

Por lo mismo, es importante considerar algunos factores. Uno de ellos es la pantalla; una de tamaño grande puede parecer incómoda pero es muy útil para trabajos que exigen precisión. En este sentido, los actuales portátiles cuentan con dimensiones que van desde las 10 hasta las 18 pulgadas.

Otro elemento a considerar es la calidad de la construcción. En el mercado se pueden encontrar modelos de plástico, que son los más baratos, de aluminio y de otros materiales más sofisticados. Esto sin considerar los ordenadores con pantallas multitáctiles que soportan hasta 10 puntos de presión.

El teclado y el trackpad deben ser cómodos y en cuanto a conectividad, el portátil debe contar con, al menos, una salida de video HDMI, un puerto USB 3.0 de alta velocidad y otro del tipo 2.0 como complemento.

Pero como ya hemos dicho, lo primero que hay que considerar es el uso que se le dará al ordenador portátil. Esta es la premisa fundamental que hay que tener en cuenta al momento de elegir un modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *