Redes sociales: una continua exposición de datos personales

¿Qué hay detrás de las redes sociales?

Las redes sociales se han convertido en un fenómeno sociológico sin precedentes con un impacto igual o superior incluso al de la propia aparición de Internet. La capacidad de interrelación que ofrece Internet ha provocado el nacimiento de estas estructuras, que no están exentas de riesgos para la privacidad y la seguridad de las personas. Un estudio del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación INTECO de 2009 puso de relieve algunos de los riesgos de las redes sociales, que están pobladas en su gran mayoría (más del 70%) por menores de 35 años.

Según este estudio, hay tres momentos críticos en lo relativo a la protección de datos personales para los usuarios de redes sociales: al registrarse, al desarrollar actividad en la red y al darse de baja. En el registro se piden todo tipo de datos –en ocasiones de carácter voluntario- que pueden suponer un peligro para la intimidad del usuario al desvelar aspectos personales como la ideología política o la orientación sexual, por ejemplo. Datos que, además, pueden ser utilizados por terceros de forma ilícita.

redes-socialesEn muchas redes sociales está activado por defecto el grado más alto de publicidad, con lo que cualquiera puede acceder a la información del perfil del usuario y a todas sus actualizaciones. En cuanto a la actividad, la Agencia Española de Protección de Datos sanciona la captación y publicación de imágenes de terceros en plataformas de internet sin su consentimiento. Otros riesgos son la suplantación de identidad o la instalación de cookies sin el consentimiento del usuario, lo que permite almacenar información sobre sus datos personales y sus hábitos en la red.

En tercer lugar, darse de baja en este tipo de plataformas puede ser harto complicado. En ocasiones, la baja efectiva no llega a producirse, ya que no desaparece la información publicada por el usuario en otros perfiles. Asimismo, es una incógnita el tiempo durante el que cada red social almacena la información de sus usuarios una vez que se han dado de baja de sus servicios. En lo relativo a los menores, la AEPD exige continuamente mejoras a las redes sociales para que se garantice el control de acceso de menores a sus servicios. Hay que recordar que la normativa de protección de datos no permite a los menores de 14 años registrarse en una red social sin el consentimiento de sus padres.

A menudo, las redes sociales no son claras en la redacción de sus condiciones de servicio. Todo tipo de usuario, experto o no, debe entender el lenguaje empleado en las condiciones de uso y las políticas de privacidad, con el fin de que conozca cuáles son sus derechos y obligaciones durante el uso del servicio. Incluso durante la actividad del usuario en la red social, es conveniente que se le informe a cada paso de las consecuencias que pueden tener las acciones que lleva a cabo en la plataforma en cuestión.

Las condiciones de uso y política de privacidad de las redes sociales son a menudo modificadas sin que medie preaviso a los usuarios, pese a que en algunos casos los cambios sean trascendentes.

Por ello, es recomendable que estas plataformas se adapten a la normativa comunitaria y nacional, sea cual sea el lugar desde el que operan: ello aumenta la tranquilidad y confianza de todos los usuarios. Por ejemplo, a Facebook no le quedó más remedio que aumentar la edad mínima para entrar en su red española de 13 a 14 años, tras los requerimientos de la AEPD.

¿Cuál es el futuro de la privacidad en Social Media?

No obstante, todavía queda un largo trecho para que algunas de las redes (las principales ya lo han hecho) permitan ejercer automáticamente los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, y para que informen de forma adecuada para qué se utilizan los datos personales que se facilitan en la información de perfil. Otra herramienta recomendable es aquella que permita al usuario limitar la posibilidad de ser etiquetado. Es decir, que uno decida si quiere aparecer o no etiquetado en alguna foto mediante una solicitud de aceptación o rechazo.

Recientemente, con motivo del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, la Agencia Española de Protección de Datos aprovechó para recordar la importancia de proteger los datos personales en internet y, especialmente, en las tan de moda redes sociales. En este sentido, recomendaba revisar periódicamente la configuración de privacidad de los perfiles y quién puede ver los datos que se publican. Del mismo modo, desaconsejaba de forma taxativa publicar fotos de terceros sin su consentimiento.

Una buena práctica es leer detenidamente las políticas de privacidad que se publican en los sitios webs y las redes sociales, así como facilitar únicamente los datos de carácter personal necesarios para la finalidad con la que son recabados. También es recomendable evitar las herramientas de geolocalización, que indican dónde te encuentras en cada momento. Y es que, como reconoce la AEPD, las redes sociales pueden ser una importante fuente de información personal para terceros.

 

Sobre Conversia LOPD

Líderes en servicios de cumplimiento normativo para PYMES y profesionales Conversia Consulting Group es una empresa con más de 10 años de experiencia, orientada a proporcionar servicios de adaptación a diversas normativas (LOPD. LSSI-CE, LPBC, PPE), mediante actuaciones especializadas de consultoría, asesoría jurídica, auditoría y formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *