¿Puede utilizar la empresa el GPS para controlar a sus empleados?

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto expediente a la Guardia Civil por una denuncia presentada por el sindicado mayoritario del Cuerpo, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), por la supuesta utilización del sistema GPS para localizar a un agente, a quien el Instituto Armado abrió a su vez un expediente disciplinario.

La AEPD ha abierto expediente por una infracción leve, dado que considera que los agentes deben ser informados previamente de que pueden ser vigilados, según ha informado el diario ‘El País’ en una noticia reciente. En distintas resoluciones, la máxima autoridad en protección de datos ha establecido, basándose en la Ley de Protección de Datos (LOPD), el Estatuto de los Trabajadores y distintas sentencias del Tribunal Supremo y el Constitucional, que el trabajador puede ser controlado en el desempeño de sus funciones, pero tiene que ser informado previamente, sin necesidad de que exista consentimiento.

map gpsTras una inspección, la AEPD ha abierto el expediente por considerar que los agentes han de ser informados previamente. En su denuncia, el sindicato AUGC señala que la utilización del GPS para vigilar a los trabajadores no es legal. Asimismo, entiende que tampoco se ajusta a la ley que la información que se obtenga del seguimiento del trabajador por este sistema de posicionamiento global se guarde en archivos.

Uso del GPS para mejorar la operatividad

En cambio, la Guardia civil, en su escrito de alegaciones, señala que el sistema GPS incorporado a vehículos del cuerpo “está orientado principalmente a mejorar la operatividad de las dotaciones policiales que se encuentran desplegadas en cada momento”, pero no dice nada de si es usado para vigilar a los agentes de cada patrulla. Según el Instituto Armado, el GPS optimiza los recursos “a través de directrices que reciben desde la central COS de cada comandancia, para dar oportuna respuesta a las incidencias o situaciones de emergencia que se van produciendo”.

Además, alega que en las academias y centros formativos, los futuros agentes reciben información para un correcto uso de todo el material que han de utilizar, entre ellas el relativo al GPS. Y añade que todos los componentes del Instituto Armado están debidamente informados sobre el archivo donde se vuelca la información de los GPS. En definitiva, la Guardia Civil estima que todos los agentes conocían que, con el GPS en el vehículo, todos sus movimientos son controlados.

Según la noticia de ‘El País’, la Guardia Civil ya ha recibido varias sentencias en contra por su régimen laboral. En el año 2006, España fue condenada por el Tribunal de Justicia Europeo por no haber adaptado la directiva de prevención de riesgos laborales en la Guardia Civil. Años después, en 2010, volvió a sufrir otra condena del mismo tribunal por no ajustar las condiciones mínimas de la jornada laboral de la Guardia Civil a la directiva europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *