¿Pueden publicar los colegios fotos de menores en las redes sociales?

Todas las precauciones que se tomen en relación a la exposición de los menores en las redes sociales son pocas. Poco a poco, padres e instituciones educativas se van concienciando de este problema, aunque es habitual que centros escolares cuelguen en sus perfiles de Internet fotografías o vídeos de menores realizando actividades que distan mucho de ser académicas. Por ejemplo, ¿pasa algo por colgar en las redes vídeos de fiestas escolares de fin de curso? Ante la duda, el centro educativo debe pensárselo dos veces si no quiere incurrir en algún tipo de conducta ilegal.

Organismos como la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) o el Defensor del Pueblo, se han volcado en establecer recomendaciones para los padres o tutores de menores con acceso a Internet. Y es que con demasiada frecuencia las noticias dan cuenta de casos de ciberbullyng (acoso a través de la red), originados por fotos de menores publicadas en redes sociales.

Ciberbullying

Youtube está plagado de vídeos de colegios en los que aparecen niños. No hay más que darse una vuelta virtual por este servicio de Google para comprobarlo. Como señalaba recientemente Ricard Martínez, presidente de la Asociación Profesional Española de Privacidad y doctor en Derecho por la Universitat de València, “si un menor de 14 años no se puede registrar autónomamente en Facebook, ¿por qué alguien puede subir su foto sin el consentimiento de sus padres?”.

Es el caso de vídeos de fiestas de fin de curso -que a menudo son grabados por los padres de los alumnos-, el centro educativo no puede prohibir la toma de estas imágenes. En este caso, su captación se produce dentro de un ámbito personal y doméstico, por lo que no resulta de aplicación la normativa de protección de datos, pero es recomendable que adviertan a los progenitores de que dichas imágenes son personales y su publicación afecta no sólo a sus hijos, también a los de otros.

Si son las autoridades del colegio las que suben las imágenes a una red social, es necesario que hayan pedido previamente el consentimiento a padres y tutores, más si la finalidad de colgar dichas imágenes es publicitaria. En cambio, si quien sube las imágenes es un padre, podría estar lesionando el derecho a la protección de datos de terceros. Y en determinados casos, puede ser el origen de acoso escolar.

Por otra parte, la normativa española sobre protección de datos no permite a los menores de 14 años registrarse como usuarios de una red social sin el consentimiento de los padres. La red social Tuenti, de gran éxito entre el público adolescente, se comprometió con la AEPD a implantar un sistema de verificación de la edad de los usuarios mediante el análisis de perfiles de personas que aparentaban ser menores de 14 años.

Más información en Conversia Consulting Group

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *