Cómo prefieres la cerveza ¿de barril o de botellín?

BarrilvsbotellinLas tres de la tarde, pasas por Casa Granada, en la plaza de Tirso de Molina, y decides tomarte una cerveza para aliviar el calor. En la barra, te encuentras a dos de tus mejores amigos, a los que hacía tiempo que no veías. Te acercas  y, como si no hubiesen pasado más de cinco años desde la última que os visteis, os embaucáis en la discusión de siempre: ¿qué es mejor la cerveza de barril o la de botellín?

Pedro, como siempre, explica aferrado a su mahou que la cerveza de barril es mejor porque no se expone al sol y, por tanto, está libre de oxidación. El barril conserva la cerveza en sus mejores propiedades hasta diez años, una vez ya ha sido abierto. Tú añades que te gustan ambas, pero argumentas que es necesario tener cuidado con el tratamiento del barril para que no afecte al sabor de la cerveza.

Manuel, en cambio, niega fervientemente con la cabeza y cuenta que leyó en una revista que la cerveza de botellín es mejor por el proceso de pasteurización y que, incluso, si tiene una segunda fermentación, puede conservarse hasta dos años en una alacena.

Entre pros y contras de cervezas de barril y botellines, ambos afirman que lo importante es la cerveza en sí: que sea su Mahou de siempre y que se disfrute en buena compañía. Con esta larga conversación van pasando las horas sin recordar el tiempo que ha pasado, sin hablar de sus trabajos, sus familias o sus preocupaciones, simplemente disfrutando de la buena compañía y del sabor espectacultar de una buena cerveza. Los tres amigos de toda la vida vuelven a disfrutar de su cerveza de siempre. Hay cosas que no necesitan explicaciones.

Ahora, cada tarde, vuelves a reunirte con Pedro y Manuel en el bar. Lo que el tiempo separó, lo ha vuelto a unir la cerveza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *