Seguros de caza, disfruta de tu deporte favorito sin riesgos

Cada año en España fallecen entre 20 y 30 personas en accidentes de caza. Un tercio de estas muertes, son ocasionadas por armas de fuego. Aunque no es un porcentaje muy alto –solo suponen el 0,03% de los accidentes- demuestra lo importante que es el seguro de caza.

Todo aficionado a la caza sabe que debe ser titular de un seguro de responsabilidad civil. Los expertos en seguros de cazador, sin embargo, insisten en que es muy importante que con los seguros de caza no nos la juguemos ya que hay mucho en juego y podamos cazar con total tranquilidad, sabiendo que estamos totalmente protegidos a pesar de lo que pueda ocurrir.

Entre la variada oferta de seguros de caza, seguros santalucía ofrece un interesante seguro destinado a los cazadores que quieran estar bien protegidos. Se trata del seguro combinado del cazador.

Este seguro ofrece el seguro de responsabilidad civil del cazador, obligatorio, la garantía complementaria a éste, una dirección jurídica en caso de que el asegurado necesite defensa, fianzas judiciales y reclamación de daños. Pero no son las únicas coberturas que podemos contratar.

El seguro combinado del cazador también nos ofrece la posibilidad de incluir en nuestra póliza los daños que puedan producirse en nuestra arma –pérdida por robo o explosión-, accidentes que sufra el propio asegurado –se incluyen la muerte o invalidez permamente-, así como gastos de asistencia médico-farmacéutica derivados de un accidente. También puedes cubrir los daños que puedas producir a tus propios perros. En este apartado se incluyen los gastos de veterinario, su sacrificio y eliminación de restos si el animal terminara falleciendo.

Además, y aunque los cazadores suelen ser personas responsables, santalucía recuerda que hay que tener en cuenta una serie de medidas de seguridad claves para evitar riesgos innecesarios antes, durante y después de la actividad cinegética.

Entre los consejos de la aseguradora líder en protección familiar, se encuentra el de no dejar nunca armas ni cartuchos al alcance de los niños, en el vehículo llevar siempre el arma guardada en su funda, verificar que los cañones no están obstruidos, mantener siempre vigilada la escopeta, cargar el arma solo en el último momento. Mientras tanto, llevarla con el seguro activado.

Nunca, ni siquiera para bromear, se debe apuntar ni a un animal doméstico ni a las personas. Tampoco se debe dejar el arma apoyada y cargada sobre un muro o un árbol.

Al terminar la jornada de caza, es importante descargar el arma de manera que los cañones miren al cielo o al suelo. Por último, santalucía también recuerda que los batidores deben llevar chaleco reflectante. Y si es posible, en el sombrero también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *