En verano no descuides tu equipamiento en la moto

En verano, utiliza el bañador para la playa o la piscina, pero no para ir en moto. Con la llegada del buen tiempo, es habitual ver a personas circular en moto con el atuendo propio del verano: pantalón corto, camisa o camiseta de manga corta, chanclas o alpargatas. También están los que para trayectos cortos no se ponen el casco: “con el calor que hace y para una distancia pequeña, mejor llevarlo en el brazo”, piensan algunos. Pero no saben lo equivocados que está hasta que tienen algún contratiempo en forma de accidente.

En verano no descuides tu equipamiento en la moto

Todos aquellos que desafían una de las normas básicas de cualquier motero, aquella de “la seguridad es lo primero”, deberían saber que, en caso de accidente, el cuerpo cae directamente y de forma violenta contra el asfalto, por lo que la ausencia de ropa multiplica la posibilidad de sufrir erosiones y cortes graves. Y es que, sin la suficiente protección, las lesiones por una simple caída a poca velocidad pueden ser más que importantes por culpa del asfalto, superficie abrasiva como pocas, o simplemente por las altas temperaturas de la propia moto.

Así que no te dejes llevar por la tentación de ponerte poca ropa encima de la moto, por muy placentera que pueda ser la sensación, y toma conciencia de lo peligroso que es. Como dicen los moteros expertos, “nuestra ropa será nuestra carrocería”. Y no menos importante: para cualquier contratiempo es vital contar con un buen seguro que te proteja, como el que te ofrece AMV Hispania.

En verano, brazos y piernas deben estar cubiertos por completo sobre la moto, por lo que, si el mono de piel te da mucho calor, echa un vistazo a los modelos con piel de menor espesor, perforada y con ventilaciones. También existen cazadoras y pantalones vaqueros antiabrasión y cazadoras de cuero más ligeras y perforadas, indicadas para el verano. En cuanto al casco, ni se te ocurra prescindir de él por mucho calor que haga: es la protección obligatoria para todo tipo de trayectos, da igual en la época del año en que estemos.

Finalmente, otro elemento indispensable para conducir una moto son unos buenos pares de guantes, pese al calor que haga. Fíjate que tengan refuerzos en la palma, nudillos y falanges. Si las temperaturas son muy altas, en ciudad puedes optar por un casco abierto, que no cubre el rostro, y por unos guantes sin dedos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *