Cómo evitar los accidentes domésticos

accidente_hogar

Casi uno de cada diez niños de menos de 12 años se queda solo en casa en algún momento, es decir, en una situación de riesgo, porque les deja más vulnerables a sufrir cualquier tipo de accidente en el hogar, como alerta un estudio de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y la Fundación Mapfre, presentado este jueves. Pero no sólo los pequeños pueden padecer algún accidente en el hogar, sino que los adultos y los ancianos tampoco están libres de resultar dañados en casa.

Alejar todos los objetos peligrosos del alcance de los niños e iluminar bien pasillos de escaleras son algunas precauciones a tomar en el hogar

Toda precaución puede ser poca y cualquier despiste, resultar fatal, a pesar de que siempre se piensa que la casa es un lugar seguro y en donde todo está bajo control. Por eso, es importante identificar los peligros que puede haber en nuestros hogares y, para evitar que provoquen daños, tomar las medidas y precauciones necesarias.

Un punto importante es la iluminación del hogar, sobre todo en las escaleras, donde también resulta útil un pasamanos de pared o pintar los bordes de los escalones en blanco para que se vean bien, además de iluminar bien los pasillos, que, en todo caso, deben estar despejados, sin cajas, muebles, juguetes u otros obstáculos que puedan provocar una caída. También es necesario utilizar alfombras con antideslizante o colocar una cinta de doble cara para que se fijen al suelo y alfombrillas de goma en la bañera para evitar caídas.

Los resbalones, con posteriores malas caídas que pueden causar fracturas, suceden también en ocasiones con suelos fregados, con grasa o comida que ha caído, por ejemplo, en la cocina, así que hay que apresurarse a limpiarlos en cuanto se derrame algo en ellos. Precisamente, la cocina es uno de los lugares de la casa más propensos a accidentes, por lo que los mangos de cacerolas y sartenes han de estar hacia dentro si hay niños cerca para que no los tiren y se quemen.

El fuego suele ser un elemento que genera muchos problemas, por lo que es recomendable, por ejemplo, antes de utilizar la parrilla o barbacoa a gas, comprobar si la manguera de goma tiene alguna fuga, vertiendo agua jabonosa donde la manguera se une a la parrilla, de forma que si salen burbujas o se siente olor a gas, hay que cerrar la bombona y cambiar la manguera.

Precisamente, como señalaba el estudio de la Asociación de Pediatría, los niños son muy vulnerables a los accidentes domésticos, por lo que se aconseja tapar los enchufes vacíos con protectores, colocar en lugares inaccesibles para ellos objetos peligrosos como botones, pilas o cualquier otro pequeño que puedan meterse a la boca, los oídos o la nariz, poner rejas o cierres de seguridad en las ventanas y mantener alejados los medicamentos, así como las herramientas y los cuchillos de la cocina, entre otras cuestiones.

Es imprescindible, en todo caso, tener siempre a mano un botiquín de primeros auxilios y, también puede ser útil, contar con un seguro de hogar. Las aseguradoras saben bien los peligros que hay en un hogar y que pueden provocar accidentes domésticos, por lo que cuentan en su catálogo con este tipo de productos, que ofrecen una amplia cobertura ante cualquier imprevisto, como el Seguro de Hogar iPlus de santalucía con cobertura a daños por incendio, agua, robo, rotura de aparatos sanitarios, lunas, cristales etcétera, entre otras prestaciones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *