Diferencias entre emisión e inmisión

Todos hemos leído la palabra emisión en textos referidos al medioambiente o a la ecología. Aquellos que no lo sepan, tienen que saber que dicho término se usa para denominar a la polución  atmósférica que se produce cuando se lanza al aire algún tipo de sustancia o energía contaminante (acústica, por ejemplo).

El otro tipo de emisión es el de las partículas en suspensión,  como el humo de las chimeneas y los gases vertidos por los tubos de escape de los vehículos, entre otros. En los hogares también existe emisión de contaminantes: las calefacciones y los aparatos que utilizan combustible fósil para la generación de calor son sus principales fuentes. Para su reducir su impacto en la familia se pueden usar sistemas de calidad de aire interior como Filterqueen.

 Diferencias entre emisión e inmisión

Pero hay otro término que tal vez resulte desconocido para la mayoría: inmisión. Se utiliza cuando los agentes contaminantes son lanzados a la atmósfera y experimentan complejos cambios; se mezclan con otras partículas y sufren transformaciones químicas que hacen variar su concentración en el aire y su duración en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *