Recomendaciones para una “lectura electrónica” saludable

Desde hace un tiempo, la venta de libros en papel está cayendo. Los motivos que explican esta tendencia son muchos y cada uno da tema para más de una tertulia. Sin embargo, la aparición de la variante electrónica de los libros, el eBook, ha provocado que muchos lectores asiduos abandonen el formato tradicional por diversas razones, desde las que tienen que ver con la comodidad  hasta las que hacen referencia a argumentos ecológicos.

La progresiva extensión del uso de libros electrónicos ha comenzado a generar algunos interrogantes en torno a sus eventuales efectos colaterales, especialmente en lo relativo a sus consecuencias negativas sobre la salud visual. ¿Puede ser nociva la lectura en eBooks? ¿Es lo mismo que leer en una pantalla de ordenador? Son muchos los usuarios que se realizan estas y otras preguntas.

Recomendaciones

La respuesta a todo esto es simple y se halla en la tinta electrónica que se emplea en los eBooks. A diferencia de los tubos catódicos o de las pantallas LCD para las aplicaciones de lectura, el eBook produce una imagen estable, de alto contraste y con resolución notable, motivo por el que los ojos no se cansan.

Sin embargo, su pantalla no cuenta con una iluminación apropiada para leer. Los expertos describen  su imagen como “pasiva”, ya que exige que el usuario cuente con una fuente externa de luz, lo que pone al libro electrónico al mismo nivel que el libro tradicional, al menos en este punto específico. Dada esta característica coincidente, las recomendaciones para disfrutar de una lectura saludable en ambos formatos son las mismas.

La primera es leer en algún lugar con suficiente luz natural. Si esto no es posible, la iluminación artificial que utilicen los usuarios de eBook zurdos tiene que venir desde la derecha; en cambio, en el caso de los diestros, debe proceder de la izquierda. Los oftalmólogos también recomiendan realizar pausas cada media hora y mirar al horizonte para que los ojos puedan cambiar el enfoque.

Es conveniente que se mantenga una distancia mínima entre el eBook o el libro tradicional y el lector. Los especialistas afirman que entre 30 y 40 cmm. de separación bastan y sobran para cuidar la vista.

Así que ya sabéis. Si seguís estas simples recomendaciones, podréis disfrutar de una lectura saludable, independiente de si usáis de un libro electrónico o uno tradicional.

Más info en www.clinicabaviera.com

Sobre Clínica Baviera

Clínica Baviera es un referente en el campo de la oftalmología a nivel europeo. Contamos con tecnología de última generación para la solución definitiva a los problemas de miopía, hipermetropía, astigmatismo y vista cansada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *