Cómo ahorrar en tu seguro de salud

Si vas a contratar un seguro médico infórmate bien de sus condiciones y de las distintas modalidades que existen. Puedes conseguir ahorrar en la póliza eligiendo las opciones que mejor se adaptan a tus características.

Cada vez más españoles cuentan con seguros de salud con los que complementan la asistencia sanitaria pública. Su precio depende de factores como las coberturas que han sido contratadas, el estado de salud del asegurado o su edad, pero se puede ajustar el importe de la póliza sin perder protección siguiendo una serie de consejos.

ahorra seguro salud

1.  Contrata sólo lo que necesitas. Si eres una persona sana que no visita a menudo al médico, es posible que no necesites coberturas de más. Plantéate contratar un seguro con copago, con el que sólo pagarás los servicios que realmente uses.

2.  Abona la póliza del seguro en su modalidad anual. Si tu aseguradora ofrece varias modalidades de pago (mensual, trimestral, anual, etc.), la más ventajosa suele ser la anual, ya que las compañías suelen bonificar esta modalidad con descuentos en el precio.

3.  Comprueba los periodos de carencia. El periodo de carencia es el tiempo mínimo que tiene que transcurrir hasta que puedas hacer uso de algunos servicios médicos. Comprueba los periodos de carencia; cuanto antes puedas hacer uso de esos servicios, menos gasto supondrá para tu bolsillo.

4.  Si tienes familia, compensa contratar un seguro de salud familiar. La mayoría de las aseguradoras ofrecen bonificaciones y descuentos por asegurar a todos los miembros de la familia.

5.  Escoge seguros con cuadro médico. Cuando contratas un seguro de salud puedes hacer acudir a especialistas y centros del cuadro médico de la aseguradora u optar por el reembolso de gastos, que permite elegir al médico que queremos que nos trate. Los cuadros médicos de las aseguradoras son bastante completos e incluyen centros de reconocido prestigio, por lo que optar por esta modalidad es más ventajoso para tu bolsillo.

6.  Infórmate de si tu aseguradora de coche o vivienda cuenta con seguros de salud. Las compañías suelen hacer descuentos si juntas todos tus seguros con ellas.

7.  Revisa la letra pequeña. Infórmate bien de qué cubre y qué no cubre tu póliza, ya que podrían existir intervenciones o tratamientos que no estén incluidos. Por eso, lee bien el contrato y negocia con tu mediador o compañía de seguros aquellos aspectos que desees incluir en el seguro de salud.

8.  Los seguros también pueden tener “permanencia”. Antes de cambiar de compañía aseguradora infórmate del tiempo de antelación estipulado en el que debes avisar. No es una práctica habitual, pero algunas aseguradoras pueden exigirte el pago de la cuota completa si te vas antes de plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *