¿Es obligatorio llevar siempre en el coche el recibo del Seguro de responsabilidad?

Imaginaos la situación: vais conduciendo vuestro coche tranquilamente y de pronto os veis envueltos en un accidente de cualquier tipo. Llega la policía y por algún motivo no pueden comprobar que tenéis vuestro seguro en regla, os piden el recibo y no lo tenéis. ¿Qué es lo que pasa? Estaréis en un problema.

No podemos decir que llevar ese documento en el coche es obligatorio. La ley no lo exige y, por lo tanto, no se trata de un hecho sancionable. Sin embargo, esto no quiere decir que no tengáis que ser precavidos. Nadie puede negaros la utilidad de que lo llevéis siempre con vosotros.

obligatorio-llevar-recibo-seguro-en-el-coche

Hagamos un poco de memoria: el 12 de septiembre de 2008 comenzó a regir el Real Decreto 1507/2008 que estableció como obligatorio el Seguro de responsabilidad civil. Contempla, entre otras cosas, que la policía tiene la potestad para comprobar si el vehículo en cuestión lleva la póliza en regla. Para hacerlo ingresan al Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA).

Pero como en todas las situaciones, siempre pueden ocurrir imprevistos; si el agente de la ley no halla el registro buscado o si el sistema sufre un fallo, ¿qué hará? Pediros el recibo de vuestro seguro. Y si no lo tenéis a mano se os formulará una denuncia, lo que os obligará a presentarlo en la Jefatura de Tráfico dentro de los cinco días siguientes.

Las recomendaciones en este sentido van siempre en dos direcciones complementarias: por un lado, mantener en orden toda la documentación relacionada con vuestro coche; por otro, llevar siempre en vuestra cartera o en la guantera del automóvil el recibo que certifica que habéis pagado el seguro correspondiente.

obligatorio-llevar-recibo-seguro-en-el-coche-2

Vale la pena hacer hincapié en que, a pesar de lo recién expuesto, la obligatoriedad de conducir un coche que tenga al día su Seguro de responsabilidad civil al día es un hecho inexcusable. No respetar esta norma implica una sanción de entre 601 y 3.005 euros, dependiendo de las circunstancias en que se haya sorprendido al conductor.

Si queréis más información acerca de este tema u otros relacionados, pinchad aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *