Consejos y equipamiento para combatir el frío en moto

Sin duda, el frío es el gran enemigo del motorista en invierno. No ir bien equipado puede ser  muy peligroso, además de afectar y ralentizar nuestras reacciones en la conducción.

Aunque hay distintas opiniones para aislarnos del frío, en lo que todos los expertos coinciden es en la importancia del equipamiento para no perder calor y evitar sustos.

consejo-conduccion-moto-frio

Es recomendable invertir en una buena equipación tanto para el motorista como para la moto que conduce. Las bajas temperaturas no deberían mermar nuestras capacidades a la hora de conducir. Estas son algunas de las prendas  y elementos que no deben faltarte en invierno:

  • Unos guantes impermeables y transpirables. Es muy importante este último detalle ya que si no es transpirable, puedes pasar más frío que sin ellos. Tómate tu tiempo a la hora de decidirte por unos. Si son de caña alta, también evitarás que entre frío por la muñeca.
  • Es importante que sepas que la mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza, por lo que además del casco, es recomendable viajar con sotocasco. Esta prenda de tela permite aislarnos y protegernos del frío.
  • Traje completo aislante e impermeable. Es una de las piezas fundamentales. Merece la pena invertir en una chaqueta y un par de pantalones que además de aislarnos del frío, sean impermeables. A veces, las temperaturas son tan bajas que hacen falta accesorios y prendas ‘extra’.
  • Ropa térmica. Camisetas o pantalones térmicos elaborados con materiales ligeros y sintéticos que colocas debajo de tu ropa y que, además de evitar el paso del frío, consigue que no se escape nuestro propio calor corporal.
  • Botas altas y calcetines térmicos. Por los pies también puedes perder calor. Los expertos recomiendan comprar unas botas altas y complementarlas con calcetines térmicos. Si éstas son de cuero, te ayudarán a protegerte del viento y del frío. Otra opción son los cubrebotas, una prenda de plástico que se coloca sobre tu calzado y que ayuda a mantener nuestro propio calor corporal.
  • Cubrepantalones o motardos. Importante para que no sufran otras zonas muy expuestas al frío, como son las rodillas.
  • Protección aerodinámica. Además de protegerte a ti, puedes incorporar elementos a tu moto para hacer la conducción en invierno más agradable. En este sentido, es recomendable las pantallas que desvían el viento. Además, cuando realizas largos viajes, hace que tus desplazamientos sean mucho más confortables.
  • Protectores de puños. Sirven para desviar el frío de las manos. Tener las manos frías puede ser muy peligroso puesto que nos hace perder tacto y no podemos accionar correctamente algunas funciones tan importantes, como las de los intermitentes.
  • Accesorios térmicos. Puños o incluso sillones térmicos pueden ayudarnos a calentar nuestro cuerpo y hacer que la conducción con temperaturas bajas sea mucho más confortable.

Estas son solo algunas alternativas para tu equipación, aunque hay veces que la alimentación también es algo importante. Los especialistas recomiendan tomar vitamina C, que mantiene y aumenta el colágeno de la piel y ayuda a aumentar el riego sanguíneo de la periferia, contribuyendo a una mejor temperatura en manos y pies.

También es aconsejable una dieta rica en pescado, sobre todo azul, y alimentos ricos en potasio, lo que contribuye a mantener el frío lejos de nuestro cuerpo y disfrutar de la moto cuando las temperaturas gélidas arrecian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *